Librado Carrasco

Nota biográfica:


LIBRADO Y LA CAT

Hola, mi verdadero nombre es, Participio Presente del Verbo Librar. Pero una novia que tuve me dijo: demasiado largo, yo te llamare Librado. Y por agravio comparativo, acabe casándome con ella.

Y el verdadero motivo de esta misiva es contarles mi participación, relación, aportación, a esta, Coordinadora de Actividades Teatrales Arrabal Teatro… Demasiado largo, yo la llamare “La Familia”.

Pues bien, he te aquí que el azar quiso que un chico de mi pueblo, y que fuera actor en algún montaje teatral de mi compañía “Invencible Teatro”, trabajase en Requena. Y este colega, Ricardo Palomares, fue el que me contó que en Requena existía una compañía de teatro dirigida por un tal José Luis Prieto; y que recién iban a poner en escena una obra que se titulaba, dejadme pensar… sí, creo que se titulaba “ Las arrecogías del beaterio de Santa María Egipciaca”. ( no recuerdo el año, que alguien lo añada)

No pude resistir mi curiosidad y allí que me presente en el estreno con algunos actores y actrices de mi compañía. Y sí, el grueso de los actores y actrices, así como la escenografía (ya sabes José Luis que para mí  eres un gran escenógrafo) me dejaron aturdido por su buen hacer.

Al acabar la función, tras los aplausos, que fueron intensos y prolongados, mi emoción y mi ombliguillo, me ordenaron quedarme a conocer al susodicho director; el cual imbuido y extasiado por el éxito, me recibió con un fuerte abrazo Y me soltó: “ya me habían comentado que estabas en el patio de butacas y tenia mucho interés en conocerte”. yo me quede gratamente sorprendido e intuí que aquello iba a ser el comienzo de algo inolvidable.

En poco tiempo, el que conoce a Prieto sabe que es un hombre parco en palabras, me contó toda la trayectoria de la CAT y los proyectos que ya iban a producirse. Yo lo escuchaba pensando que hablaba con Alicia en su país de las maravillas y cuándo me dejo comentarle que me gustaría formar parte de ese asombroso cuento; el me espetó sin pestañear, pues venga, vente con nosotros.

Y así fue cómo y porque entre a formar parte de esta gran Familia.